Psicología del color naranja

Esta combinación  entre el rojo y el amarillo es el más asociado a la diversión, juventud y energético. Es un color muy vivo ya que en la psicología del color naranja, este se le considera como la vitalidad, el sabor, del gusto y de lo alegre, esto es debido a los colores que la construyen, el rojo se considera dulce y el amarillo acido, por lo que las frutas que son de color naranja tienden a ser agridulces, como por ejemplo los duraznos.

¿Qué es la psicología del color naranja?

Se le considera el color que menos se le toma en serio por ser subjetivo e inadecuado, por lo tanto es imposible tomarle en serio y al igual que el rosado estos también suelen usarse para crear objetos plásticos lo que se le añade una característica de infantil. Por lo que es muy bueno usarlo cuando quieras dar una impresión agradable de felicidad y alegría, en conjunto con movimientos móviles, esto llama mucho la atención de los niños.

Asimismo es un color muy riesgoso de usar ya que no se puede llevar de forma natural a comparación del blanco y negro, y al ser el color muy llamativo lo que hará de la persona es ser el centro de la atención con la originalidad que demuestra el color.

Todo sobre la psicología del color naranja

Al ser un color llamativo la persona quien lo use se sabe que lo hace para dirigir la atención de las personas hacia él o ella, y se le establece como el color de la transformación por sus connotaciones religiosas, las cuales establecen un grado de supremo de iluminación y perfección. Por otro lado, al ser un color atrevido es muy inadecuado si quieres dar una buena impresión, ya que esta hace demostrar a las personas como atrevido y agresivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *