Psicología del color marrón

Es uno de los colores que más presenciamos en nuestro entorno como en la tierra, en la naturaleza, los muebles, entre otras. Y a pesar de ello es el menos seleccionado como favorito por las personas  en la psicología del color marrón lo consideran antipático, severo, necio y corriente.

Por otro lado es considerado por ser simple, honrado y además corriente, por lo que las personas que suelen vestir con este color se les considera personas simples.

¿Qué es la psicología del color marrón?

Las personas que se sientan identificadas por este color y lo consideren su favorito se describen como concienzuda y aplicada, así como también hace mucho hincapié en el orden y con una personalidad muy estricta. Y normalmente estas personas son muy destacados en los negocios ya que son reflexivos.

A pesar de que el marrón es la composición del azul, rojo, verde, violeta, amarillo y otros más, tiene una perspectiva simbólica muy diferente a estos colores y es que este color al estar compuesto por lo demás colores pierde carácter y personalidad, lo cual se le establece como un color anti-erótico, feo, desagradable y sucio. Por otro lado, hace constar aspectos positivos como la seguridad, la fiabilidad y la constancia.

Todo sobre la psicología del color marrón

Este color es ideal para integrarlo en el ámbito laboral, como por ejemplo en muebles o accesorios decorativos hacen que la estancia sea más estrecha lo que invita a la persona a sentirse más cómodo,  ya que su color demuestra recogimiento y un ambiente sano y fuerte como también lo es el hogar.

Asimismo es el color de los sabores fuertes y adictivos como el café y el chocolate, y es el color de los alimentos cocinados como la carne, entre más oscuro sea más rico será para el paladar del comensal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *